TioTeddyMini

Es curioso ver como por muchos esfuerzos que algunos sectores hacen por detener y criminalizar la presunta pirateria, exponiendo las irrisorias cifras , comparadas con el crecimiento del habito entre los usuarios de descargar y usar cultura a través de la red, la actividad "alegal" no deja de calar mas adentro en la sociedad de la cultura. Nosotros. Y los que realmente deberían de plegar y apostar por los nuevos canales culturales, que son los autores, siguen siendo engañados por los lobbies y oligopolios ( y Empresas) de la cultura interesados en seguir hacia adelante con una venda en los ojos.

Muchas veces hemos hablado sobre este asunto. Y lo cierto es que nunca lo he visto tan bien explicado como hoy en el blog de Martin Varsavsky, un rey Dimas de los negocios fundamentalmente los tecnológicos que además se destaca por su labor filantrópica y cultural, amen de su valienta apuesta por liderar el movimiento "revolucionario" de FON.

Este artículo de Martin en colaboración con Maria Frick es inconmensurable pues deja claro, con cifras donde estriba el problema del veneno de la y de la pretendida propiedad intelectual pirateada. En el propio sistema de la industria l. Como todos sabíamos… pero nadie se abrevia a declarar con cifras. Ya es inapelable.

En cualquier caso parece que las estadisticas se dirigen hacia una asintota horizontal, como se conoce en el mundo matemático, es decir, el crecimiento de la "pirateria" se estabiliza.. la razón.. los nuevos modelos de negocio.. obviamente. Solo la aristocracia de la cultura sigue perdiendo.. afortunadamente. Viva la revolución de la y el reparto justo de la riqueza cultural.