Muchos odian la figura del Che, tendrán sus razones. Sobre todo he escuchado a aquellos españoles que perdieron tanto (dinero) con la revolución cubana.. Ahora que estamos ante un nuevo amanecer de injusticias sociales y asistimos impasibles al control de las masas por parte de los gobiernos a través de las redes y de la dictadura de la “macro-economía”.. ¿quién será el nuevo Che que remueva las almas de los oprimidos?

Recientemente volví a ver las dos películas que Benicio del Toro protagonizó sobre la vida revolucionaria del Che. Me apasionaron tanto como su iniciático viaje por sudamérica en “Diarios de una Motocicleta”. El Che, como Simon Bolivar, tenía un sueño.. unir todos los pueblos latinoamericanos y liberarlos de la esclavitud del imperialismo capitalista. Muchos pensarán que el término está desfasado y es anacrónico. Pero hoy 60 años después de que estallase la fiebre de la revolución, hemos visto como el consumismo al que nos ha llevado ese capitalismo brutal es una amenaza a nuestra libertad. Y el problema se ha extendido por todo el planeta bajo el eufemístico nombre de “globalización”.

En algún momento de estas décadas el movimiento obrero, que se ha transformado en la forma pero no en el fondo, ha perdido el norte. Ya no me refiero a aquellos sindicalistas de los barrios fabriles o de la sociedad industrial, si no a toda esa clase popular que desde el 2006 no hace mas que perder calidad de vida y derechos sociales con la excusa de la austeridad y salvar el sistema bancario al que han inyectado la irrecuperable suma de 500.000 millones de euros solo en España. El pueblo se ha distraido durante décadas venerando al “becerro de Oro” de la socidad del consumo,  olvidandose incluso de los principios de la vida, del trabajo, la tierra y la producción.

Este capitalismo atroz alimentado por el poseer cada vez mas cosas, sin importar su procedencia y nuestro actual modus vivendi que nos ha llevado a desequilibrar el planeta, y nuestra sociedad, ahora mas que nunca, necesita de un Che, o un Ghandi que nos haga despertar.